Opinión


Laura Moreno: un bicho raro

Publicado:

malatesta.jpg

La columna de Malatesta

Por: Aldemar Valdez "Malatesta".

Laura Moreno, esa niña metida de lleno en el caso de la muerte de Colmenares, estaba en esa época, en esa etapa donde se comienzan a tomar las decisiones de una manera propia y personal, estaba en esa etapa de la vida en la que los hombres se creen unos Jor El, Clark Kent muchachos y las mujeres algo así como Kara Zor El, super niña.- La vida en esas etapas no vale nada porque uno no piensa más que en uno, es un súper para todo y creemos que uno va a cambiar el mundo, mejor, que el mundo cambió porque uno lo considera así.

Y se es tan inocente en la juventud que uno se da cuenta de todo menos que uno en esos días no es más que un  acumulador de todos los aprendizajes necesarios para  vivir una vida como uno  no quiere vivirla: Porque uno cree  que la vida  que vive es como lo piensa uno  y  que uno es   autónomo para  todo  y con todos.- Y la vida que vive uno como joven es una vida que no es la nuestra, no es la de uno pero de esto  uno no entiende ni jota.- Ni tampoco le interesa.- Asi pensaba Laura Moreno el día de la muerte de Colmenares.

Es esas épocas de la juventud divino tesoro anda uno acompañado, nunca anda solo y uno no se da cuenta que uno tiene  un mundo de  rasgos comunes con todos ni tampoco  que la juventud no es más que un   grupo social muy diverso en  creencias, valores, actitudes, expectativas y comportamientos que lo reflejan tal como son y  hace que se distinga que aunque no andan solos y andan en esa especie de manada, difieren considerablemente cada uno de otro, reflejando el conocimiento individual, la experiencia y un infinito abanico de influencias sociales, lo que les convierte claramente en una población heterogénea pero  que no sabe que es lo que quiere.-  Ese era el período que pasaban la vida de Laura Moreno y Jessy Quintero.

Sociológicamente en el mundo de los jóvenes unos tienen intereses que comparten entre algunos de ellos, como Laura con sus amigos pero, a la vez, viven esos jóvenes mas cerca de la sociedad a la que pertenecen, mejor, su estrato y con el cual comparten sus propios intereses, que es el caso de Laura y su familia y  de Yessica con la suya, pero hay otros y que son los menos, y que no pasan de ser meramente sujetos sociales, solos, aislados y desconfiados.- Y esos son todos esos jóvenes arribistas, pegajosos, es decir, son unos pobres que envidian la vida de los ricos pero que solo tienen agallas para andar con los ricos y nada màs. Los hijos de los ricos, nuestros hijos de papi, todos tienen  sus sacamicas y Laura Moreno no se escapó de esa situación.-

Cuando se analizan las tendencias sociológicas que afectan a los jóvenes, y de las que ellos mismos son protagonistas, se  considera que los jóvenes de hoy son o bien una generación perfilada con algunos intereses de fondo comunes, o bien miembros agregados de la sociedad en una mera etapa biográfica de acceso a la plena pertenencia, o bien un sujeto social específico objetivamente determinado, en cierto grado y modo. Desde cada una de estas tres perspectivas se puede tomar en consideración una dimensión analítica diferente del problema juvenil. Estas dimensiones son: la histórica, la biográfica y la estructural. A no dudarlo Laura Moreno es el resumen de los intereses de toda una generación que, por su estatus económico, no dejan de ser los hijos de papi.-

Laura Moreno es un chica que tiene su vida ligada a su sociedad clase A,  no por cultura,  sino por estrato social en el cual vive y en el cual los  jóvenes tienen que ser como son sus padres en lo social y lo económico, aunque no en lo cultural, para poder triunfar en la vida.-

Pero por ello Laura no ha dejado de ser  la Laura que su medio social  no solo le exige  ser sino que le enseña  cómo  ser y  tener una vida variada,  solo con la necesidad de sentir  las necesidades de la gente de su medio y por eso su vida se mueve entre Luis Andrès Colmenares y Carlos Andrés Càrdenas y Yessy Quitntero y allí entre ellos son sus amigos, novios, bailan lo mismo, las distracciones son las mismas como los mismos son los cantantes, los espectáculos, las diversiones e, incluso,  licores y cigarrillos propios de los estratos altos.-

Laura Moreno es de esos y esas personalidades jóvenes  que se creen atrevidos y únicos, tesos, tenaces porque se aventuran a vivir un dìa en medio de gente común y corriente que los miran, a no dudarlo, como si el mismísimo Napoleòn Bonaparte hubiese regresado  o Ana Bolena o Cleopatra anduvieran de vacaciones en estas tierras, en estas tierras  donde la pobreza existe porque se respira a cada momentos y en todo lugar.- Pero lo que nunca notan los hijos de papi, como nuestra Laura, es que esa pobreza que algunas veces visitan no duele y se vive con felicidad.-

Laura Moreno, incluso Yessi Quintero, claro Yessica es otra Laura de las miles y miles que existen en el mundo y que son de esos jóvenes selectos que tienen  acceso a lo que quieren y como quieren, son los dueños de las novedades de la ciencia y, valga la verdad,  Laura y Yessica encuentran todas las respuestas solo que casi deseándolas y que por ello mismo no les importan ni las causas ni las consecuencias de como hizo lo que buscan saber.-

Es mejor ser rico que pobre, dijo en alguna vez Pambelé y no le faltò razón porque Laura tiene acceso a todo lo que quiere y lo logra  bien sea comprando, bien sea pidiendo todo lo último en tecnología y con una ventaja: Todo le es ajeno  menos sus intereses y su vida.- Y todo lo puede comprar.- Lo demás, todo, todo le es ajeno, como lo es para Yessica o Carlos Andrès o lo fue para Luis Andrés.

Y quienes se le tiraron su vida, los periodistas, esos mismos que nos enseñan a ver solo cosas malas, como nos enseñaron a analizar  el gobierno  de Santos y que nos enseñaron a no ver nada bueno, esos mismos que se le tiraron su vida  no hacen nada para reivindicarla.-

Tanto que para Laura y sus amigos de estrato la familia no es tan familiar como es la familia para un  joven de estrato dos, por ejemplo. Y es por ello que la familia les importa poco como poco es lo que les importa la sociedad y como sí les importa mucho sus intereses de niños ricos de clase rica y que son esos los intereses de los  Colmenares o de los Càrdenas o los Quintero pero que los identifica a todos y los une, si,  solo los une los intereses de su clase.-

La vida   de los jóvenes como Laura o Yessica o Luis Andrès o carlos andrès  esa vida que viven no es responsabilidad de ellos, como la viven,  porque cierto es que  todos los padres, todas las madres de los estratos sociales altos como el cinco o el seis les enseñan a vivir esa vida con medios de comunicación  exclusivos, publicidad in,  y valores que solo ven en el cine de Hollywood, la t.v. gringa,  la música  de shakira o lady gaga, los cantantes y actores con vida social en instagram apks, twiteer o faceboock y que ellos consideran universales; sus videos  y juegos exclusivos, las redes sociales para solo comunicar  todo lo de su mundo único  y exclusivo y es por eso que todas las Lauras  Moreno del mundo  andan por ese mundo como poderosas, intocables, omnipotentes ya  que el pasado para ellas y ellos murió y como solo tienen presente y no futuro, solo les interesa lo de ahora y nada  más.-

Si Usted que nos lee  fue joven sabe y comprende porque todos hemos sido como ella en esa época de juventud divino tesoro.

Por eso  Laura y sus amigas y amigos no representan a la sociedad y no les importa el no representarla, no tienen normas de vida vigentes y no les interesan esas normas y, vea pues,  por eso parece que todas las Lauras que en el mundo son hubieran perdido  el sentido de la vida.-

Y es por eso que algunos colombianos creemos que Laura Moreno es un bicho raro y, no señor, Laura Moreno no es un bicho raro: Es una experiencia que los medios de comunicación social, la  hipocrecía de la sociedad  ( todos los jóvenes  contemporáneos de Laura Moreno se portan igual que ella  y sus padres también igual a los de Laura pero la hipocrecía  no nos deja aceptarlo y, algo muy fundamental,  el resentimiento y la envidia de todos nos obligaron a crear ese bicho raro.- Ya lo dijo Cochise Rodriguez: La envidia mata mas colombianos que todos las enfermedades del corazón juntas.-

Laura Moreno es  una jovencita digna de admirar y de amar y de querer y digna de admirar y de amar y de querer porque ella es

nuestra Laura Moreno, esa misma que  tiene un cierto sex-appeal, una apariencia cautivante y a veces sofisticada pero,  a pesar de todo ello,  Laura es pura sonrisa, cuando la dejan sonreir.-  

Sin embargo, bajo esa apariencia afable y simpática hay una Laura Moreno  que está lejos de ser tan flexible como parece, tal  cual la  hemos visto en varias fotos últimas, camino a la Universidad:  Decidida y enérgica,  esa misma que busca, de una forma u otra, el poder.

Esto puede traducirse, por un lado, porqué es tan combativa, audaz y temeraria y sin ningún espíritu de contradicción, o, incluso, más hábilmente, por el hecho de mostrarse experta en el arte del enfrentamiento con la vida real.-

Es cierto que Laura es una mujer  fina, por lo elegante,  astuta pero no ladina ni taimada sino muy sutil y, hemos descubierto que es una niña  perspicaz  por lo  sagaz y persuasiva.  Laura  Moreno, la que Usted no conoce,  es de esas personas que sabe aprovechar las oportunidades que  le presentan. Como quiera que no es  indiferente a la vida social  es una  mujer joven que tiene un excelente  sentido de los negocios y, claro, negocios que van de la mano con sus  intereses, propios de una jovencita universitaria hermosa y coqueta.-

Llama mucho la atención que, a pesar de ser como es y de haber perdido su juventud – como se lo dijo a un medio – no es  impaciente no  apurada ni  impulsiva y, eso sí, en medio de silencio mudo, le gusta pensar para el corto plazo.-

Por eso Laura privilegia el momento presente, sin pensar en el curso de los acontecimientos. Cuando ellos se presentan, de inmediato los enfrenta y es por esas razones que casi todo se le vuelve fácil y, por la seriedad con los cuales los enfrenta, nunca es inestable.-

Y como las cosas le salen como las planea no consigue nada por la suerte, palabra que no existe en sus adentros.-  Por ello es que Laura es disciplinada, organizada y  mantiene esclava de sus obligaciones  y  reconoce las jerarquías ajenas, las órdenes superiores y las críticas, las cuales le hacen sus ojos un mar  de lágrimas  cuando  son producto de la envidia o del resentimiento social.-

Laura Moreno nos enseña hoy en día que no hay que reaccionar con agresividad ni con cólera, que no hay que ser tajante ni terco.-  Definitivamente la fuerza de Laura Moreno descansa  en su privilegio de adaptación y que hay  que aprender a vivir  en el momento actual y que así es  que se aprende a persuadir.

Laura, viviendo donde ha vivido, no  ha sido  dócil ni posesiva ni autoritaria pero por su forma de ser, esa encantadora forma de ser,  siempre se ha conducido con  modales y es por ello que resulta casi que  difícil resistirle. Y, hombre,  comprenderla.-

Laura Moreno no es el bicho raro que nos crearon los medios de comunicación social de Colombia.- Esta de acuerdo?.- malatesta.-