Navegando


Windows Vista estaría bien encaminado para lanzamiento en noviembre.

Publicado:

Aunque la versión Beta 2 de Windows Vista presenta numerosos problemas de compatibilidad y pequeños errores de programación, el software también hace gala de estabilidad y mejor desempeño general.

La semana pasada, Microsoft puso a disposición de los usuarios de MSDN, red de desarrolladores de Microsoft, la segunda versión beta de Windows Vista. En las próximas semanas, hasta dos millones de usuarios adicionales podrán descargar esta versión beta.

En la semana que ha transcurrido desde el lanzamiento de la segunda versión beta, numerosos beta-testers han publicado informes sobre sus primeras impresiones sobre la versión, que pronto estará disponible para el público en general. La versión beta 2 contiene gran número de errores, menores y mayores, que son rápidamente detectados por los beta-testers. Cabe destacar que en la mayoría de los casos se trata de errores que surgen únicamente con patrones de uso muy específicos. En otros casos, se trata de problemas de compatibilidad relacionados con aplicaciones existentes y falta de soporte para conectores. Sin embargo, la mayoría de los usuarios de programas estándar estiman que la versión beta 2 es estable y relativamente libre de dificultades.

Algunos de los problemas de compatibilidad con aplicaciones pueden deberse, entre otras cosas, a que Windows Vista no es distribuido con .Net 1.1, que según algunos expertos es una plataforma difícil de instalar.

Robert McLaw, experto en Windows y responsable del sitio LonghornBlogs.com, escribe que el principal problema de la beta es el mayor uso del procesador gráfico en su computadora portátil. El interfaz de la mayoría de las versiones de Windows Vista, Aero, usa el procesador gráfico del PC en grado considerablemente mayor a las versiones anteriores de Windows, en que el escritorio es dibujado principalmente por la CPU. Debido a que las soluciones gráficas en la mayoría de las computadoras portátiles no están optimizadas para el uso continuo, la situación resulta en una alta generación de calor y un rendimiento reducido de la batería.

Otro experto, Paul Thurrot, comenta también los problemas de compatibilidad de Windows Vista Beta 2. Si embargo, no solo se refiere a los problemas, sino también elogia la nueva función de compatibilidad, que automáticamente busca detectar la causa de los errores de instalación, para luego intentar solucionarlos.

Respecto de los factores positivos, tanto McLaw, Thurrot y otros mencionan la estabilidad incrementada y el mejor desempeño general del sistema operativo, en todas sus áreas de funcionamiento, a la vez que coinciden en que el proceso de instalación ha sido mucho más informativo. Con todo, Thurrot critica "el gran número de cuadros de diálogo a través de los que es necesario avanzar antes que el sistema esté instalado".

En lo relativo a los pequeños errores, los comentarios del programador Chris Pilillo parecen ser los más acuciosos. Claro está, Pirillo se concentra en los detalles, como por ejemplo letras y pequeños elementos gráficos, del software, pero también incluye errores que pueden ser detectados después de varias horas de pruebas. En su análisis de Windows Vista Beta 2, Pirillo describe 67 errores de programación y diseño.

Entre los expertos hay consenso en que gran parte de los problemas con conectores podrá ser delegada por Microsoft a los fabricantes de hardware. Un problema peor parece ser la compatibilidad con aplicaciones. Muchos usuarios dependen, o desean seguir usando, software descontinuado, que no sigue siendo desarrollado. Si Microsoft no consigue hacer que estas aplicaciones funcionen con Windows Vista, el sistema operativo no será, en la práctica, una alternativa viable para estos. En este contexto, Microsoft desarrolla Microsoft Application Compatibility Toolkit V5.0, que podrá identificar los desafíos vinculados al uso de software actual con Windows Vista. Por ahora, esta herramienta está disponible en una edición beta limitada.

Gran parte de los pequeños errores son más bien motivos de molestia que verdaderos errores de programación, deberían ser solucionables por Microsoft antes del lanzamiento de Windows Vista. El gran desafío para Microsoft es lanzar en noviembre la versión empresarial de Windows Vista.