Opinión


Timochenko... ¡ bienvenido a nuestra Colombia Democrática !

Publicado:

malatesta.jpg

La columna de Malatesta

Por: Aldemar Valdez "Malatesta".

Hoy y con la seguridad que la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) será el eje central de todo el proceso de paz en desarrollo, es decir, en la construcción de nuestra paz y que también será la que en estos 15 años juzgue a los exguerrilleros que hayan firmado el Acuerdo con el Gobierno y a los agentes de Estado como a los particulares con participación directa o indirecta en el conflicto armado, podemos decirle a Rodrigo Londoño Echeverri, bienvenido Señor Candidato Presidencial al sistema democrático colombiano.-

Estimado Candidato Londoño: "No estoy de acuerdo con tus ideas, pero defiendo tu sagrado derecho a expresarlas", nos dijo hace  250 años el francés   François Marie Arouet Voltaire y hoy, con  toda alegría, se las repito a Usted.-

En el mundo, como en Colombia,  hay sólo dos maneras de triunfar en política: por la propia capacidad o por la ineptitud ajena y con Usted, Candidato Rodrigo, se nos dan las dos habida cuenta que  no tenemos partidos políticos capaces de sostenerse  en el poder, como otrora los Partidos Liberal y  Conservador, y  con candidatos incapaces e ineptos para ser Presidentes.- Las maravillas del poder son ilimitadas  pero falta la  capacidad de sentir pertenencia por el país que se gobierna y que las oportunidades sean justas para todos.-

Así pues que  lo más difícil  en la actual tarea  para gobernar con justicia es encontrar un hombre con capacidad para ser Presidente y eso está difícil en Colombia con los 53 candidatos que en la actualidad tenemos aspirando a ser nuestro Primer Magistrado.- Se banalizó el ser Candidato a Gobernar a Colombia.- Se prostituyó, dirán los del vulgo sin léxico hermoso pero con las palabras exactas para conceptuar de todo y por todos.-

En el siglo XIX para ejercer el mando se necesitaba autoridad, es decir,  tener prestigio personal y buen crédito de lo que se decía  para legitimar los hechos o acciones del gobernante.-

Fuera el Presidente Alfonso López o Eduardo Santos o  Laureano Gómez, Echandía o los dos Lleras, incluso Misael Pastrana o Mariano Ospina Perez tenían credibilidad  porque eran confiables  y creíbles.-  Y el Presidente era respetado, amado u odiado pero no irrespetado.- Hoy, con la credibilidad presidencial en crisis, cuyo fruto son los  53 candidatos  que no sabemos que ni quienes son y el pueblo, Usted  y yo, empezamos a pensar que ellos, los candidatos, son mentirosos, que nos engañan, que actúan en la oscuridad y que los que tienen alguna credibilidad no están  diciendo la verdad necesariamente. Como cualquier hombre o político te podrán  contar lo que quieres oír pero no escuchar y que  la credibilidad puede venir fácilmente y que, por ahora, solo basta de una  sonrisa de confianza. Y eso lo vemos con hasta candidatos que nunca ríen en su diario vivir como Paloma Valencia o Juan Carlos Pinzón ( desde cuándo, cómo y porqué y para qué el Candidato Pinzón descubrió que era político sin hacer nunca política? ) y el mismísimo Vargas Lleras.-

“El hombre que de su patria no exige un palmo de tierra para su sepultura, merece ser oído, y no sólo ser oído sino también creído.”, lo dijo en Mineral de San Albino, Nueva Segovia, Nicaragua, C. A., Julio 1 de 1927 Augusto C Sandino.- Como es la vida, Candidato Londoño: Ningún precandidato presidencial  y ni Usted tienen el derecho a decir estas palabras que dijo Sandino.-  Es decir, ¡ hasta donde hemos llegado !.-

Con la firma del Acuerdo de Paz  se acabó  hasta la guerra sucia pero, no obstante, hay nostalgia por las dictaduras y se sigue teniendo como meta política partidista luchar contra fantasmas inocentes como el llamado castrochavismo y creer que si el proceso  del socialismo bolivariano de Venezuela fracasó la izquierda colombiana igualmente va hacia el fracaso.- O que nos lleva hasta allá.-

Tanto ir y venir en el tiempo de la política y aún algunos colombianos creemos que estamos en tiempos de la revolución Cubana cuando el objetivo de todos los gobiernos  era perseguir a las guerrillas.- El Partido Centro Democrático de Uribe  lidera esta posición de vuelta al pasado para que todo sea bueno en el futuro  y  nos presentan a los exguerrilleros de las Farc ( porqué diablos se les ocurrió bautizar una institución  tan sagrada como un partido político con esta sigla, sigla que solo nos recuerda todo el daño social, económico y cultural que nos hizo a todos los colombianos las Farc? ).

Se  nos olvida a  algunos colombianos   que después  de la Revolución Cubana ya las guerrillas de América Latina tienen otras causas, especialmente cuando son exguerrillas, como la desigualdad económica, la pobreza, la desigualdad social, el narcotráfico y que todos esos factores de no igualdad social  se dieron en gobiernos demócratas, lejos del castrochavismo inventado hoy,   y que es lo que nos dicen s hoy Farc, reconociendo que  Colombia  es un Estado de Derecho y enviando documentos a las instituciones nacionales e internacionales de no cumplimiento de lo pactado.- 

Ya no nos interesa matar  revolucionarios, nos dirán algunos que otros,  pero si quemarles sus ideas en las piras que se arman en ciudades y quemar  los libros de Gabo o Pablo Neruda o los análisis de Camilo Torres Restrepo.- Eso es mejor que ir al monte a echar bala y que mueran nuestros militares y así hacemos política a nombre de un Partido.-

Ya no nos interesa que haya reacción anticomunista como en esos años de 1960 a 1982 y no existan gobiernos militares como en Brasil Argentina, Chile, Uruguay, Guatemala con sus formas de lucha con programas de torturas, desapariciones, muertes  sistemáticas y que hasta que  los estadios de fútbol se conviertan no solo en cárceles sino en escenarios de tortura, como cuando la inquisición.- Eso es la lucha moderna política para algunos, que no quieren convencimiento sino vencimiento.-

Podemos llegar a la paz mediante un proceso dialogado, en donde no hay vencidos ni vencedores, pero si podemos en el desarrollo de la construcción de esa paz, si  podemos enviar a esos exguerrilleros a la cárcel,  a no dejarlos que participen en política y que nunca expresen sus ideas por medio de un partido político, ideas de la que son amigos  los del Partido Centro Democrático, parte del Partido Conservador y algunos sectores del liberalismo.- Estamos  enseñados a no cumplir lo pactado.- Para eso nacieron los leguleyos.- Y los politiqueros.-

Como se dolerá en su tumba  don Ezequiel Rojas, fundador del Partido Liberal, quien dijo al votar para   Presidente de Colombia por José Hilario López: “Rojas era el candidato de la corriente Liberal para ser elegido Presidente de la República, pero declinó el honor por su deseo de salir del país y viajar a Europa, por ello se escogió al General José Hilario López y Rojas salió a explicar por qué y por quien se debía votar; así lo hizo en el periódico EL AVISO. Allí sostuvo Rojas que el partido Liberal quiere: Democracia verdadera, respeto por las libertades públicas, hacer realidad los derechos individuales, el imperio de la ley y no de la voluntad de los funcionarios, justicia imparcial, independencia de la rama judicial, leyes claras, precisas y terminantes, establecimiento de una carrera administrativa que profesionalice al servidor público, manejo riguroso y austero de la economía, justa redistribución de la riqueza, control a los contratos que celebre el ejecutivo, pago puntual de las obligaciones del Estado, control a los gastos públicos, separación de la iglesia y el Estado, impulsar las vías de comunicación, Congreso independiente y que el gobierno esté dedicado al beneficio de los gobernados. Luego manifestó las razones de su apoyo a la candidatura López y cual era la diferencia del partido Liberal con el absolutista ” y se retorcerá del dolor porque Alvaro Uribe Velez, líder del Partido C. D. fue liberal y es quien, con frases hermosas e impactantes, habla de una paz con garrote en mano, de una paz digna de esa paz de los cementerios de Laureano Gomez Castro.-

Claro que tampoco  es necesario  que las organizaciones subversivas realicen atentados, secuestros, asesinatos selectivos, destrucción de empresas, envenenamiento de animales acuáticos,  abatir el medio ambiente y el agua, atentados a la infraestructura nacional y bloqueos y paros armados como lo hicieron las FARC  en años pasados y no quieren hacer hoy  las FARC.-     todo eso y por eso, Rodrigo ¡ bienvenido a la política !

En las regiones que sufrieron el conflicto ,  como  Arauca, la transformación ya se ve con proyectos productivos e iniciativas que traen progreso se están haciendo realidad, tal cual la erradicación de la siembra de   matas de coca, tal cual en Arauca en donde, según el  Gobernador Ricardo Alvarado Bestene en diciembre de este año no tendremos una mata de coca sembrada.-

Y no olvidemos:   La JEP va  a ser el tribunal para la paz, no va a ser un tribunal de odio ni de venganza.- Hablar de Castrochavismo, de  sometimiento carcelario para las Farc, de injusticia porque se perdona  como consecuencia de la paz, en fin, hablar que Rodrigo Londoño Echeverry no puede ser Candidato Presidencial es creer que Colombia aún se encuentra en los años de 1959, cuando los hoy viejos eran muchachos y portaban orgullosos  el Libro Rojo de Mao, sus gorras eran imitación de la universalmente conocida del Che Guevara y sus camisetas no tenían  otro  distintivo que la  cara del Che y su boina y la cara del  Fidel y su barba y su tabaco.- malatesta.-