Meta


Salvando al caimán llanero

Publicado:

Caimán
Caimán: Instituciones ambientales buscan criar los caimanes llaneros de manera controlada en un lugar fuera de su hábitat, reproducirlos, y luego reintegrarlos a su medio natural.

En Villavicencio el caimán llanero sigue vivo gracias a un programa de reproducción en cautiverio que adelanta la Universidad Nacional y la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial de la Macarena (Cormacarena). El programa busca criarlos de manera controlada en un lugar fuera de su hábitat, reproducirlos, y luego reintegrarlos a su medio natural.

“En la Estación de Biología Tropical Roberto Franco, situada en Villavicencio, habitan actualmente 20 individuos y más de 400 animales, entre crías y juveniles, a quienes le adecuan la alimentación para que una vez sean liberados, puedan conseguirla por sus propios medios”, asegura Willinton Martínez, ingeniero ambiental de la Universidad Nacional.

Por su parte, Iván Darío Escobar, coordinador del Área de Investigaciones de Cormacarena, señaló que estos procesos académicos e investigativos para el programa de conservación del caimán llanero, sirven para minimizar el riesgo de su extinción.

“Durante el programa que inició en el 2009, 23 especies han sido liberadas en zonas del Vichada y Meta. Esperamos en los próximos meses hacer más liberaciones”, señaló Escobar.

Los caimanes o cocodrilos del Orinoco que han sido retornados a su hábitat son monitoreados de manera satelital para estudiar su adaptación. Estudios realizados indican que su liberación fue exitosa si luego de dos años el dispositivo sigue funcionando y enviando datos.

“Si esto no ocurre, se puede deducir que el caimán murió o que el dispositivo se dañó, sin embargo, esta última probabilidad es mínima”, agregó el ingeniero Martínez.

Para que la población del caimán llanero aumente, también es necesario que su hábitat cumpla con algunas condiciones mínimas como ríos no contaminados, que tengan playas grandes para que las hembras pueda desovar, que no haya pesca con transmallos y que la intervención humana sea mínima.

Al respecto el Ministerio del Medio Ambiente determinó que los departamentos identificados como los adecuados para la conservación de la especie por metro cuadrado son Arauca (856km2), Casanare (2200 km2), Vichada (2955km2) y  Meta (1805 km2).

Con menos de 50 individuos en el medio natural el caimán llanero llegó a ser  la especie con más peligro de extinguirse en todo el país. En los años 50 y 60 la piel de este caimán o cocodrilo del Orinoco era muy apetecida para la fabricación de zapatos, correas y chaquetas, lo que llevó a su caza despiadada.

El caimán llanero es uno de los cocodrilos más grandes del mundo. Al conservarlo, también se protegen otras especies que habitan en los caños y ríos. Sin embargo, actualmente la expansión de actividades humanas, la contaminación de los ríos, la pesca con trasmallos, la tala y quema de bosques, ponen aún en peligro su conservación.

Vía: Radio Nacional / Tarhen Fernanda Álvarez