Opinión


Arauca con periodistas pero sin periodismo

Publicado:

malatesta.jpg

La columna de Malatesta

Por: Aldemar Valdez "Malatesta".

La nunca bien vista controversia si era oficio o si era profesión se zanjó como debió ser: profesión, porque algún día ese concepto que quien escribía en las publicaciones o quien hablaba en algún micrófono era periodista tenía que ,modernizarse y asi como había médicos o abogados o contadores o ingenieros para ejercer la profesión, igual sucedía con los periodistas.

Desde 1800 periodista era todo el mundo que comunicara pero a partir de finales de los 1900 definitivamente cualquiera no era periodista  pues se conceptuó  que  Periodista es aquella persona que se dedica en forma  profesional al periodismo, esa profesión  cuyo objetivo es informar imparcial y objetivamente a los ciudadanos  los hechos  o acontecimientos que se suceden a través de los  medios de comunicación social, es decir, en la prensa escrita,  en la radio, en la  televisión y en los medios digitales.

En Arauca se cumple todo lo relacionado con el periodismo pero algunos de los periodistas, especialmente los tradicionales, entraron a la paquidermia, es decir, a ese antiguo grupo de mamíferos sin valor taxonómico en la actualidad y entre los cuales están  los elefantes, los hipopótamos y los  rinocerontes, entre otros y escribo  paquidérmicos porque convirtieron el periodismo es una  ordenación jerarquizada y sistemática, en donde los nuevos recién egresados periodistas no inician sus labores como profesionales habida cuenta que los encargan de vender publicidad y si tienen el privilegio de ejercer tienen que vender “ cupos “ para poder pagarse ellos mismos sus sueldos, como quien dice, tienen que pagar para que les paguen.-

No hay periodismo en Arauca porque la ciudadanía sufre esa paquidermiz que tiene como consecuencia que Arauca sea todavía una parroquia y sus ciudadanos piensen como parroquianos, es decir, que el mundo comienza en Arauca y termina en Arauca y ello como  consecuencia que los periodistas, la mayoría, solo informan lo local como la noticia, como lo mas importante y Arauca toda se descontextualiza.

La novedad no existe para ellos y cuando Arauca puede ser la sede de una noticia de carácter nacional, ejemplo la visita del Presidente y sus Ministros, no se estudia el personaje, no se  analizan los prehechos y nunca se estudian las causas de una visita y, por lo tanto,  no se analiza el contexto y, por ello, no se visiona mas allá de la misión que se cumple aquí.

Eso es parroquianizar  la ciudad y a eso  enseñaron  a los ciudadanos de Arauca: A ser  parroquianos y por eso el ciudadano de Arauca es amigo de la bemba y no le interesan los hechos nacionales ni, mucho menos, los internacionales. Los  noticieros se convirtieron, algunos, en el medio en el cual los frustrados se desahogan de sus frustraciones y no en el medio de comunicación mediante el cual el ciudadano se entera de la política internacional y tiene conocimiento cierto y real de Obama o de Trump y conoce porqué  el Consejo de Seguridad de la Onu condenó de nuevo a Israel y eso llenó de furia a Donald Trump.-

 A algunos de los periodistas se les olvidó  que el ciudadano araucano tiene que saber que Zidane   no odia a James sino que a James lo está acabando la soberbia y la deificación que de él hicieron los periodistas deportivos colombianos y que su fútbol no da para ser titular  de Real Madrid y que  mientras esté Bale como Ascencio jugando como  lo están, James no será titular.

La especialización no existe en el medio y no se conocen los periodistas deportivos, los políticos, los sociales, los económicos ni, menos, hay espacios en los noticieros que sean deportivos o políticos o sociales y, vea no más, la mayoría no tienen reporteros, la esencia misma del periodismo, y observa uno como se leen a diestra y siniestra los boletínes de prensa de las instituciones públicas y privadas y, en unos, se llega a convertir como propia la jerga de algunas instituciones, valga el caso el Ejército y la Policía, pues ellos tratan de terroristas y bandidos a todo el mundo y así leen, sin editar,  algunos periodistas en algunos medios radiales.

Veamos. El reportero es el periodista  que  comunica desde teléfonos fijos o móviles y  espacios públicos determinadas noticias, es decir, el reportero es un periodista de calle que ya está entrevistando, o  buscando testimonios o testigos, o testimonios, o accediendo a datos específicos, etc, y su   principal tarea o función  es buscar la información por distintos medios.-

El  reportero, por lo general, es un periodista culto, buen orador, buen escritor y es culto porque ya puede estar con la noticia con el Presidente o con el gobernador o con un magnate de la empresa privada  y debe hablar bien  y escribir mejor.- Es decir, debe tener don de gentes y, para ejemplo, el mejor reportero del mundo fue y es un polonés muy conocido y muy mentado pero absolutamente no leído; Ryszard Kapuscinski.-

Todo el que no es periodista pero se las pica de periodista habla y habla y cita y  dice una o dos frases aprendidas, que no leídas,  de   Kapuscinski  y desconocen  que el maestro es  célebre por los reportajes hechos en Africa y sobre Africa  hacia los años de  1960 y 1970 y en donde narra, como periodista y como escritor presencial,  el fin de los imperios coloniales europeos.-

Cualesquiera, pues, no son reporteros.-

Es muy notoria la ausencia en los medios de comunicación nuestros del periodismo de investigación, ese que se realiza a iniciativa y trabajo del periodista sobre asuntos de importancia que, personas o instituciones, desean mantener en secreto.- No es pues  hablar sobre la corrupción y los corruptos por hablar porque en el periodismo de investigación, para justificarlo, debe hacerse sobre tres ejes: Que la investigación sea del reportero y no de otro,  que sea sobre algo novedoso, nuevo e interesante y, sobre todo, que sea de interés social.

No llenar espacios o ganar tiempo.-

El periodismo de investigación nació hace 132 años en Inglaterra, siendo su creador William Thomas Stead, al hacer una investigación  sobre la prostitución infantil en plena época victoriana y tuvo éxito:  logró que se reformaran y actualizaran las leyes sobre el delito de la pederastia ( no como el esperpento de Gilma Jimenez y su hija de pedir cadena  perpetua o pena capital, cuando esas sanciones son ajenas a nuestra cultura colombiana ) y que la edad del consentimiento sexual fuera a los 16  y no a los 13 años.

Sería  bueno que los periodistas hicieran un periodismo de investigación, no de oposición como algunos, que creen que estar contra la corriente no solo da renombre sino prestigio,   ni de oposición al poder, como hacen otros.- Cada dia debe ser para los periodistas. Es lo normal, ser cabeza de ratón y no cola de león.- Es bueno  pensar en superar  la saturación informativa en Arauca, llena de un mundo de datos estandarizados y realizar un periodismo que  provoquen respuestas.

No  olvidar, nunca, que los periodistas deben apegarse a los hechos y nunca pensar que opinión es información.- No calificar las noticias.- Verificar y contrastar todos los datos, redactar con elegancia y bien bueno y bonito, tener ortografía e investigar  a fondo todos los elementos fundamentales  de las fuentes.- malatesta-