• Colombia
  • Última actualización 2021-03-03 11:03:22
La niña ya está sufriendo dijo su madre sustituta.
Arauca

ICBF se pronuncia en caso de la niña indígena que indigna a Arauca

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) emitió un comunicado explicando cuáles han sido sus acciones en el caso de la niña indígena de 5 años que mantiene indignados a los araucanos, por lo que consideran una injusticia para esta con esta menor. Así son lo que ellos denominaron como “lineamientos administrativos de protección”.

En 2017 y por decisión de un Defensor de Familia, la niña quedó bajo el cuidado de un Hogar Sustituto en Arauca, tras haber recibido una solicitud por parte del trabajador social del Hospital San Vicente de Arauca, donde se advertía que había sido abandonada por su progenitora, una mujer de la comunidad indígena Macaguán de El Vigía.

Pero al año siguiente, en 2018, el propio ICBF, alegando cumplimiento de “lineamientos administrativos de protección”, a través de un Defensor de Familia, trasladó el proceso a la Autoridad Tradicional de la comunidad de El Vigía, en cabeza del gobernador indígena, quien asumió entonces el caso.

Un año más tarde, en 2019, el Gobernador Indígena, decidió ubicar a la niña en un Hogar Amigo, figura creada por la misma comunidad, para garantizarle sus derechos. Al parecer, ahí es donde volvió al hogar de la señora Edelmira Vivas.

Pero en febrero de 2021, el nuevo Gobernador de la comunidad, usó sus facultades legales y alegando que el Proceso Administrativo de Restablecimiento de Derechos está en cabeza de la Autoridad Tradicional, decidió integrar a la niña al seno de su hogar de origen. El ICBF asegura que realizó el acercamiento con las autoridades indígenas del resguardo a donde fue trasladada la niña, para acompañarla y verificar que sus derechos estén garantizados.

Aunque el ICBF puntualizó su comunicado reiterando que los derechos de la niñez prevalecen sobre todos los demás, no explicó, dadas las circunstancias de este caso en particular, qué es lo que ellos consideran como derechos garantizados para la niña indígena en el resguardo.

La niña ya está sufriendo.

En entrevista a los medios de comunicación, Edelmira Vivas, su madre sustituta, fue a visitarla el pasado 18 de febrero al resguardo de El Vigía y encontró a la pequeña descuidada y muy triste: “No se deja ayudar de nadie, no acepta a sus padres biológicos y sus hermanos ya que nunca ha compartido con ellos y además está en riesgo su vida porque tiene un problema de salud en su aparato digestivo que debe ser atendido cuanto antes y no se ha podido”.

Edelmira Vivas contó que desde los nueve meses ha cuidado a la niña, pero que con el cambio de Gobernador del Resguardo indígena El Vigía, ellos reclamaron a la menor sin ningún proceso de acercamiento y se la llevaron sin importar su actual situación.

El caso se viralizó en redes sociales por un video donde la menor suplica que no se la lleven al resguardo indígena. Al darse cuenta de todo el repudio que ha generado esta situación, el padre biológico de la menor le prohibió a Edelmira Vivas visitar a la niña de nuevo, ni siquiera le permite hablarle telefónicamente.

Ahora el caso está en manos del abogado Carlos Merchán, quien anunció interponer ante la justicia las acciones legales necesarias para que la pequeña vuelva con la única madre que ella conoce, Edelmira Vivas, y que tanto el ICBF como la Autoridad Tradicional dejen de generarle sufrimiento y traumas a una niña que aún no entiende el porqué de su situación.

Compartir esta publicación