Opinión


Miguel Matus, siempre más allá de acá

Publicado:

malatesta.jpg

La columna de Malatesta

Por: Aldemar Valdez "Malatesta".

Cuando Miguel ganó el Premio  Nacional de Periodismo -  Opinión y Análisis  Radio -   una mayoría de los araucanos importantes, especialmente periodistas,   se mofó no solo del  ganador sino desconocieron toda clase de aptitudes periodísticas y  no lo comparaban con un colega de  Yamid Amat  o  Juan Gossaín  sino con un mensajero de Santos o de Diana Calderón  ante Timochenko, siendo esa su misión,  según ellos,   y no la del  colega de Diana Calderón que realizaron   el primer debate que aceptaba el Secretariado de las FARC acerca de su posición ante la Justicia transiccional, su  responsabilidad ante las víctimas y el porqué  de la  Asamblea Constituyente, en Hora 20 de Caracol radio.-

Pero el mensajero de algunos de sus colegas y de otros importantes políticos o empresarios araucanos  no era propiamente  el personaje central de CARTERO de  Charles Bukowski, ese escritor y periodista que dijo que    “Tengo dos opciones, permanecer en la oficina de correos y volverme loco… o quedarme fuera y jugar a ser escritor y morirme de hambre. He decidido morir de hambre”,  pero tampoco era  Mario Ruoppolo,  ese famosísimo  cartero de Pablo Neruda,  exiliado en Italia ni siquiera  Jaimito el cartero, nada menos que el hijo de  Santiago Tangamandapio, allá en  Michoacán y que vimos y revimos en la serie del Chavo del Ocho.-

Pero, hombre, si nos hubiesen comparado a Miguel con Feliciano Calloso, nada menos que ese  personaje de  Mario Moreno, Cantinflas, de la película  “Entrega inmediata”, esa  que nos hace reír con la  historia del  cartero  seducido por una  bella mujer  y  jefe de una banda criminal de espías, pero ni eso.-

Si, ni eso pero Miguel  siguió siendo el hijo de Miguel y Amira y como  Ricardo Alvarado, haciendo quedar bien a Arauca en Bogotá, sin propaganda  y con mucho sentido de pertenencia .-  No fue el mensajero que muchos catalogaron  pero lo cierto  es que era como un Hermes, ese  Dios Mensajero  que empuña su  caduceo,   para enseñarnos que  su misión y sus  funciones  son las de un  heraldo de los dioses.-

Uribe Velez descubrió quien es Miguel Matus Alvarado y descubrió que Miguel puede ser  el mediador entre los mortales y los dioses griegos, es decir, que  Él  puede ser  mensajero que comunique a Uribe con Timochenko,  a todo el  departamento de Arauca con el Partido Centro Democrático y el mensajero de las cartas felices entre los Partidos Políticos de Arauca que, entre otras, no se quieren los unos a los otros y aprendan a ser uno solo en Bogotá y no un mundo diferente como los son  y han sido  los Representantes ante el Congreso o quien ocupe una posición importante en Bogotá.- En realidad nos representamos a nosotros mismos y nunca al Departamento.-

Y Uribe se apuntó bien en Arauca  porque conseguirá la mayoría  electoral con Miguel y con ese caleño que no ofrece resistencias  y si mucha complacencia en  los sectores intelectuales y sociales y empresariales de Arauca como es Carlos Holmes Trujillo Garcia.-

Miguel al Senado de la República.-  Será  Miguel un  mensajero de la paz,  Miguel  quiere  que la paz pase a formar parte de la cultura de Arauca porque desea  se codifique el derecho araucano  a la paz y así podamos  pedir el fin de todos los conflictos colombianos.

A mi me recuerda Miguel  a Francisco Pizarro.- Toma decisiones.-  Un  día dijo  que “Por aquí, – dijo señalando el lado del sur- por aquí se va al Perú a ser ricos; por allá -señalando al norte- se va a Panamá a ser pobres. Escoja el que sea buen castellano lo que más bien le estuviere.”

Él fue el primero en cruzar la línea,   los otros  desistieron  y   seis años después  Pizarro y sus hombres derrocaban a Atahualpa, haciéndose así con la capital del Imperio Inca y con todos sus tesoros.

Me recuerda Miguel, y por eso estoy con El, a don  Miguel de Unamuno.-  Y eso porque  siempre hace  gala de su camaradería y de su personalidad campechana.-  Uribe le ofreció un escaño para el Senado.- Miguel no titubeó por el ofrecimiento.- Eso es valor civil y conocerse a si mismo.-

“ Cierto día, Don Miguel de Unamuno, conocido republicano de izquierdas practicante, fue galardonado con la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio. El mismo rey Alfonso XIII se la entregó y mientras esto pasaba el escritor le decía al rey:

-Me honra, Majestad, recibir esta cruz que tanto merezco

El rey, aunque se esperaba una reacción parecida, le contesta:

-¡Qué curioso! En general, la mayoría de los galardonados aseguran que no se la merecen

Unamuno, divertido, acertó en espetarle:

-Señor, en el caso de los otros, efectivamente no se la merecían ”.

En puridad de verdad,  Miguel se merece esa posición …..

Se pasa el tiempo divagando y pensando sobre la posibilidad que Miguel Matus sea Senador de la República y Carlos Holmes Presidente.- Y eso es lo que uno oye en las calles de Arauca capital.  Y, sobre Miguel ni Pío Baroja y su percepción  se nos escapan.-

“ Cierto día, uno de esos pocos en los que se le vio públicamente, en una tertulia que organizaba el también escritor Valle-Inclán en el Nuevo Café de Levante, se levantó en un sorpresivo turno de palabra para definir a las distintas clases de españoles. Obviamente no tuvo desperdicio:

La verdad es que en España hay siete clases de españoles… Sí, como los siete pecados capitales:

los que no saben;

los que no quieren saber;

los que odian el saber;

los que sufren por no saber;

los que aparentan que saben;

los que triunfan sin saber, y

los que viven gracias a que los demás no saben.

Estos últimos se llaman a sí mismos políticos y a veces hasta intelectuales.

Juzgad vosotros mismos… ”

Juzguemos nosotros mismos, añado.- Y cuando hayas juzgado te darás cuenta que Miguel Matus no está entre estos siete pecadores, en que nos hemos convertido nosotros los Araucanos.-

Bueno  pues.- Ya lo escribía hace tiempo  y Miguel  posee una fuerte personalidad, consecuencia de una curiosa mezcla de vibraciones  espirituales  que le dan  una energía a toda prueba, potencia,  confianza y credibilidad  y nos aleja de   la desconfianza y nos acerca a la prudencia y la reflexión.  Con Miguel en el Senado   le daremos buen uso a  la razón,  nos volveremos juiciosos  con la emisión de  juicios,  haremos el trabajo con amor,   rigor y seremos mas  equilibrados.

Con Miguel en el Senado  seremos  más rebeldes con causa, disciplinados, aceptaremos la  autoridad y no  seremos  agresivos con nuestros  Congresales…  Conociendo, como conozco a Miguel e,  incluso  a Carlos Holmes,   seremos con ellos  allá  mas orgullosos,   testarudos con nuestras misiones, aprenderemos a  aceptar nuestros  errores y nos vanagloriaremos con sus  virtudes como  son el coraje, la  temeridad que hacen gala, su voluntad indestructible, su potencia de trabajo, su sentido  de pertenencia,  su capacidad para mandar,  de  y  para luchar, su lealtad y su sentido de la iniciativa- 

Miguel une a los araucanos porque  no es extremista,  es  amigo de la  conciliación y de  la mesura y no es  autoritario ni  arrogante, como tampoco lo es Carlos Holmes.- En fin, no les  falta personalidad.-  Eso sí: son  autónomos,  independientes,  perseverantes.-  malatesta.-