• Colombia
  • Última actualización 2020-10-22 11:25:54
La finca Villa Gaby, en Arauquita, ha sido un exponente del empoderamiento de su territorio a través de la cosecha y transformación del cacao.
Arauca

Arauquita, le apuesta a la reconstrucción de su territorio cosechando oportunidades

Colombia se caracteriza por la resiliencia de su gente y este es el caso de la comunidad en Arauquita de la finca Villa Gaby, liderada por mujeres que fueron víctimas del conflicto armado que cosechan y cultivan el cacao como herencia de un legado familiar. 

La producción y cosecha de diferentes frutas, vegetales y semillas, le han permitido a estas comunidades en Colombia afectadas por el conflicto armado, migrantes, retornadas o indígenas, la posibilidad de tener no solo un ingreso económico sino también el poder de restablecer la confianza y reconciliarse con la historia, el territorio y sus saberes. Gracias a esto, han adquirido nuevas habilidades que le han permitido desde fortalecer los legados familiares hasta reconciliarse con su territorio e historia.

Arauca, es una región conocida no solo por sus paisajes fronterizos con Venezuela y la cultura llanera que representa la hermandad de ambos países, sino también por ser uno de los mejores productores de cacao de Colombia gracias a sus tierras que han permitido explorar los diferentes usos y porcentajes a los que se puede transformar esta semilla. La Finca Villa Gaby junto a sus miembros son la representación de los araucanos comprometidos con su territorio, que le apuestan a las segundas oportunidades.

La Finca Villa Gaby nació en Arauquita, al regreso de Elizabeth y su familia a Arauca, después de ser desplazados por la violencia. A su llegada, tuvieron la posibilidad de adquirir el predio que fue el cimiento de la finca, que produciría no solo trabajo sino también sería un símbolo de empoderamiento femenino, progreso, reconciliación y confianza gracias a su tenacidad y capacidad de liderar desde lo propositivo.

Elizabeth y Katherine de la finca Villa Gaby, madre e hija, son quienes han sacado adelante su finca con ideas innovadoras además de las ganas por resaltar su territorio como uno de reconciliación y confianza  a través del cacao y el turismo. Para estas mujeres, no solo significa una oportunidad de sostenerse económicamente, sino también mantener un legado familiar que los acompañó durante varias generaciones. Por ello, la finca lleva por nombre el de la niña más joven de la familia, para mantener este legado.

Actualmente son las únicas mujeres en el gremio cacaotero de su región sumando que han sido promotoras de espacios innovadores para el gremio, permitiendo que su participación resalte en la región. Esta capacidad de liderazgo ha permitido la participación destacada en espacios de nicho que han destacado a la región dándose a conocer gracias a su gran potencial.

‘’Nuestra Meta es poder mostrar el trabajo de la mujer en el campo y demostrar su importancia más allá de ser compañera del hombre y estar detrás suyo, sino como una empresaria rural, líder de un gremio que cuenta con logros importantes en el campo. Todo esto lo hemos logrado demostrando nuestro potencial.’’ Elizabeth Agudelo, gerente y propietaria de Finca Villa Gaby. Pueden encontrarlos como: Finca Villa Gaby Arauca en Facebook.

 

Compartir esta publicación