Arauca


Niña golpeada y agredida sexualmente en Arauquita, Arauca sale de cuidados intensivos

Publicado:

Así lo confirmó la Clínica Materno Infantil San Luis de Bucaramanga, en donde la niña se recupera del trauma en la cabeza y las heridas producto de la violación de la que fue víctima el pasado 25 de diciembre.

A la una de la tarde del 3 de enero de 2017, el director de la Clínica Materno Infantil San Luis de Bucaramanga, informó que la menor de ocho años que llegó al centro médico el pasado 25 de diciembre de 2016, con graves heridas en su cráneo y con signos de haber sufrido violencia sexual, saldría en horas de la tarde de cuidados intensivos. 

Carmen Navarro, la madre de la menor, le dijo a El Espectador que si bien a su hija le dieron salida de cuidados intensivos, todavía no les han informado sobre la fecha posible en la que le darían de alta a la menor. “Yo sé que con la ayuda de Dios ella volverá a estar sana como siempre ha sido”, le expresó Navarro a este diario.

La mujer contó que su hija recobró la consciencia en la tarde del pasado lunes. “Eso fue algo muy hermoso cuando ella abrió los ojitos y nos vio. Eso fue una alegría muy grande. En ese momento no dijo mucho porque todavía estaba despertando de los sedantes, pero ya ayer y hoy sí ha hablado más. Preguntó por el hermanito, qué donde está, que se quiere ir para la casa”, dijo Carmen Navarro. 

Según lo que les ha informado el médico a ella y a su esposo, la menor se recupera satisfactoriamente del ataque que sufrió en la madrugada del pasado 25 de diciembre, cuando un desconocido la sacó de la cama en la que dormía con su hermano menor y su padre, y se la llevó. (Lea también: Los detalles del secuestro y abuso de la niña de 8 años en Arauquita (Arauca) ). 

El agresor, la golpeó y violó, y dejó su cuerpo cerca a una carretera rural de la vereda Mataguaro, donde fue encontrado 14 horas después de su secuestro por el grupo de búsqueda de la Policía y la Guardia Civil.

Desde ese día, la menor fue trasladada a Bucaramanga debido a la gravedad de sus heridas. “Menos mal que mi bebé llegó a una muy buena clínica, aquí nos han atendido muy bien. Uno se siente en casa. Desde la trabajadora social hasta la comunicadora y los médicos, han estado muy pendientes de nosotros”, señaló Carmen Navarro, madre de la menor. 

Por otra parte, señaló que desde que les tomaron la declaración, ni las autoridades judiciales ni de Policía que investigan el caso se han puesto en contacto con ella. Tampoco habla mucho sobre la hipótesis que existe sobre quién podría estar detrás del secuestro y violación de su niña. 

Hasta ahora, las autoridades tiene como único sospechoso a Jhon Jairo Quintero, un hombre de 24 años con nacionalidad colombovenezolana, que se suicidó en una finca vecina a al de los hechos, horas después de que ocurrieron. 

Al parecer, el sujeto se ausentó de la fiesta justo en el momento de desaparición de la menor, y con sus cosas, dijeron los labriegos de la vereda Mataguaro, encontraron algunas prendas de vestir de la niña hospitalizada. No obstante, esta hipótesis aun no ha sido comprobada en su totalidad por la comunidad. 

Vía: elespectador.com