Arauca


Se declar贸 inocente el venezolano capturado en flagrancia por asesinato a comerciante en Arauca.

Publicado:

A la c谩rcel
A la c谩rcel: Juez envi贸 a presunto homicida de comerciante Henry Estupi帽an, asesinado el fin de semana en Arauca.

Carlos Gregorio Ortiz Álvarez, un joven venezolano de 24 años, compareció ante el juzgado de control de garantías para la audiencia concentrada visiblemente golpeado, luego de que la Policía lo capturara para evitarle el linchamiento al que estaba siendo sometido por parte de algunas personas de la comunidad.

La Fiscalía en dicha audiencia, relató que a las 6:30 de la tarde, Ortiz Álvarez había entrado al local «Comercial Mundial», y fue atendido por su propietario, Henry Estupiñán, de 67 años; pero una vez adentro, reveló sus verdaderas intenciones y trató de robar parte de la mercancía del negocio, a lo que el comerciante se opuso, ofreciéndole resistencia.

Según la Fiscalía, fue una lucha desigual, pues Estupiñán estaba indefenso, mientras que Ortiz poseía un arma cortopunzante, la cual usó para apuñalar dos veces en el tórax al comerciante y huyó del lugar.

Continuó la Fiscalía diciendo que el comerciante cayó al suelo y gritó por ayuda. Los comerciantes vecinos corrieron en su auxilio, mientras que otras personas emprendieron la persecución del agresor, capturándolo unas cuadras más adelante. Algunas de esas personas le propinaron una paliza por haber agredido a Estupiñán. Entonces la Policía hizo presencia en el lugar y lo capturaron oficialmente.

Mientras tanto, Estupiñán fue trasladado al Hospital San Vicente para recibir atención médica, pero por la gravedad de sus heridas, falleció a las 7:19 de la noche.

La Fiscalía entonces le imputó los delitos de homicidio agravado, estipulado en los artículos 103 y 104 del Código Penal y que contempla una pena de entre 33 a 50 años de prisión, así como el de hurto calificado y agravado en grado tentativa, que según los artículos 239, 240 (#2) y 241 (#11) del mismo Código, dicta una pena de entre 4 a 18 años en prisión. También informó que Ortiz está siendo investigado por delitos relacionados con lesiones personales, tráfico de estupefacientes y actos sexuales con menor de 14 años.

Pero, a pesar de la captura en flagrancia, de los hechos relatados por la Fiscalía y las pruebas aportadas por ésta, Ortiz se declaró inocente de haber asesinado a Henry Estupiñán, y solicitó además que no lo llevaran al Centro Penitenciario y Carcelario de Arauca, porque recibió amenazas de muerte en ese lugar.

El juez le negó la petición, por no ser de su competencia ese tipo de trámites, además de que le recalcó a Ortiz que los guardias de la cárcel debían proporcionarle seguridad como a cualquier recluso del lugar, por lo que el imputado fue llevado a la cárcel de Arauca y desde allí espera demostrar su inocencia en la muerte del comerciante Henry Estupiñán.