• Colombia
  • Última actualización 2024-05-21 22:21:14
 A partir de finales de julio, Tame, un punto estratégico para la ganadería en Arauca, celebrará subastas ganaderas.
Arauca

Tame inaugura subastas ganaderas semanales a partir de finales de julio

A partir de finales de julio, Tame, un punto estratégico para la ganadería en la Orinoquía, celebrará subastas ganaderas todos los viernes, según anunció el Comité de Ganaderos de Tame. En una medida para impulsar la industria ganadera local, el Comité ha establecido una alianza con Subagan de Montería, una empresa con vasta experiencia en la organización de subastas en Córdoba y Paz de Ariporo, Casanare.

El convenio interinstitucional permitirá la celebración regular de estas subastas, convirtiéndolas en un evento permanente en la agenda ganadera de Tame. Antes de la puesta en marcha, se realizarán recorridos por varios municipios para informar a los ganaderos de los beneficios de esta alianza. Estos no solo incluyen una mejor comercialización de ganado, sino también la adquisición de nuevos conocimientos en genética y producción animal.

Diego Abad, gerente de Subagan, expresó que la empresa se siente honrada de establecer su quinta sede en Tame. “Nuestra empresa tiene más de 26 años apoyando al ganadero en la comercialización de sus animales de manera segura, transparente y confiable”, dijo.

El lanzamiento de la subasta, que tuvo lugar a finales de mayo, contó con la presencia de 168 personas, incluyendo ganaderos de Arauca y Casanare. Fernando Pérez, secretario técnico de Fedegán-FNG en Arauca, señaló que esta será la primera subasta oficial del departamento.

La preparación para las subastas incluye la realización de algunas adecuaciones en los corrales y la mejora de las pantallas y la red de internet. Las subastas serán tanto presenciales como virtuales, permitiendo la participación de más personas a nivel nacional.

Tame fue elegido como sede de la subasta debido a sus excelentes instalaciones y a su bien organizado comité de ganaderos. Además, se sitúa en una región que es tanto criadora como cebadora, siendo además una vía obligada para los ganados que se dirigen hacia Casanare y Meta.

Compartir esta publicación