• Colombia
  • Última actualización 2023-09-20 15:11:28
Con el hallazgo de dos nuevas especies, la Orinoquia se posiciona como la segunda región del país con mayor registro de riqueza de lombrices de suelo. Foto: Édgar Larrarte Rivera, biólogo UNAL Sede Bogotá.
Navegando

Descubren nuevas especies de lombrices de suelo que enriquecen la biodiversidad de la Orinoquia

Un emocionante hallazgo enriquece la biodiversidad de la región de la Orinoquia. Dos nuevas especies de lombrices de suelo, Righiodrilus cusiani y Andiodrilus cravijae, han sido descubiertas, elevando a 27 el número de registros en la región y consolidándola como la segunda con mayor riqueza de estas ingenieras naturales en el país.

Este sorprendente descubrimiento, liderado por la administradora ambiental Liliana Celis, doctora en Ciencias - Biología de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Bogotá, ofrece una ventana única para entender cómo estas pequeñas criaturas están evolucionando, adaptándose a diversos ecosistemas y desplazándose a distancias geográficas asombrosas, como lo revela su presencia en los pastizales orinoquenses.

Aunque las lombrices de suelo puedan pasar desapercibidas debido a su diminuto tamaño, su función en la ecología es monumental. Estas "ingenieras de los ecosistemas" mejoran la estructura del suelo al descomponer la materia orgánica y facilitar su absorción por las plantas, contribuyendo así a la salud y vitalidad de los ecosistemas terrestres.

El Righiodrilus cusiani, bautizado en honor al río Cusiani donde se encontró, es una especie endógena que mide aproximadamente 70 mm de largo y 2,1 mm de diámetro. Por otro lado, el Andiodrilus cravijae se destaca por su colorido dorso y su tamaño mayor, recolectado en Puerto Rondón (Arauca).

El descubrimiento también reveló similitudes entre especies separadas por distancias geográficas significativas. Por ejemplo, se encontró que una especie hallada en Puerto Carreño (Vichada) y otra en Alto Manacacias (Casanare) compartían una similitud cercana al 0,2%, lo que sugiere procesos evolutivos y dispersión en el pasado.

La diversidad de especies identificadas en los pastizales y bosques de galería de la Orinoquia demuestra una sorprendente adaptación de las lombrices a diversos ecosistemas. La presencia de especies en suelos con texturas francas, que se encuentran en un punto medio entre arcilla y arena, resalta su capacidad para moverse y establecerse en estos hábitats.

Esta investigación ha llevado a actualizar el inventario de lombrices de suelo en la región de la Orinoquia, pasando de 17 a 27 especies identificadas. Este hallazgo no solo muestra la riqueza biológica de la región, sino también la importancia de profundizar en el estudio de estas pequeñas pero vitales criaturas que desempeñan un papel esencial en la salud de los ecosistemas y en la vida en la Tierra.

Compartir esta publicación