• Colombia
  • Última actualización 2024-02-28 15:56:04
Fiscalía asesta golpe a redes ilícitas, incautación millonaria en Casanare y otros municipios
Casanare

Fiscalía asesta golpe a redes ilícitas: Incautación millonaria en Casanare y otros municipios

La Fiscalía General de la Nación, a través de su Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio, ha aplicado medidas cautelares sobre 149 bienes, impactando significativamente las estructuras financieras de conocidas redes de narcotráfico. Entre los bienes afectados, están propiedades en Monterrey, Casanare, que, junto con los de Paratebueno-Cundinamarca y San José del Guaviare, suman unos 12.250 millones de pesos.

La incautación incluye 21 inmuebles rurales, 22 urbanos, 22 vehículos, 3 establecimientos comerciales, 1 sociedad y 80 cabezas de ganado. Estos activos tienen un oscuro pasado vinculado a nombres del narcotráfico como Diego Alberto Varona Aragón, del desaparecido Cartel de Cali, y asociados a la red de Juan Carlos Rodríguez Abadía, alias "Chupeta", y José Ignacio Cardona, alias "Nicki".

La redada también alcanza propiedades de personas asociadas a Héctor Fabio García Vengoechea, Miguel Villareal Archila y Manuel Enrique Torregrosa Castro, alias "Chang", quienes fueron detenidos en julio de 2007 con vistas a su extradición a Estados Unidos por cargos de narcotráfico.

Las investigaciones revelaron que los titulares registrados de estos inmuebles no podían justificar económicamente la adquisición de bienes valorados en 6.250 millones de pesos, poniendo en evidencia la procedencia ilícita de los fondos, presuntamente derivados del tráfico de cocaína hacia Norteamérica.

Esta operación también afectó las finanzas de individuos como Carlos Yesid Gómez y Luis Marino Medina Martínez, identificados como miembros de una red encargada de movilizar narcóticos desde Cauca hacia las costas del Magdalena, coordinando la salida de los estupefacientes hacia el exterior.

Con el dinero producto de este comercio ilegal, los implicados compraron una flota de vehículos, múltiples propiedades y ganado, y establecieron una empresa para blanquear el capital ilícito.

Los operativos de ocupación, llevados a cabo en un esfuerzo conjunto entre el CTI de la Fiscalía, la Policía Nacional y el Ejército Nacional, culminaron con éxito, pasando los bienes a la administración de la Sociedad de Activos Especiales (SAE) para su eventual extinción de dominio.

Compartir esta publicación