• Colombia
  • Última actualización 02:27 PM
Coplas llaneras

Los ojos de mi muchacha,
Se parecen a los cielos;
Tanto te quiero mi amor
Que hasta Dios siente celos.

Al pie de la verde palma,
Yo quedo adormecido;
Y cuando y a feliciana
Se me alboroto el sentido.

Yo no caso con viuda,
Ni que se vista de seda;
Porque mula que otro amansa
Algún resabio le queda.

Hice un suegra de barro,
Y la puse en la alacena;
Se me cayó y se quebró
Suegra ni de barro es buena.

Del toro la vuelta e’ el cacho
Del caballo la carrera;
De las mujeres bonitas
La cincha y la gurupera.

Me monté en un burro muerto,
Y no me pudo tumbar;
Y le metí las espuelas
Que animal pa’corcobiá.

Yo soy como la tonina
Que habito en maná;
Me zambullo por la noche
Y salgo de madrugá.

Quien ha visto que un padrote
Se deje quita la yegua;
Por un caballo capón
De engorde para la venta.

Todo aquel que es buen llanero
Lejos del llano se inspira;
Se acuerda de su caballo
De su soga y de su silla.

Me levantaré una negra
Y si puedo una catira;
Pero si hay una morena
Que sea Dios el que decida.

La mujer que es avispá
Es como la tigra pantera;
Y las que son motolitas
Mantan como la culebra.

Si ves a un llanero triste
Fue que lo dejo su amor
Se le murió su caballo
O le ofendieron su honor.

Página 2 de 12

Compartir esta publicación