• Colombia
  • Última actualización 2020-10-19 14:54:00
Cerca de mil tenderos recibirán kits de bioseguridad.
Meta

Cerca de mil tenderos recibirán kits de bioseguridad; malecón de Acacias, piloto en reactivación económica

En Colombia 13 mil tenderos contarán con kits de bioseguridad para sus puntos de ventas, y de estos, 950 serán distribuidos en el departamento del Meta, con quienes se iniciará la reactivación gradual de la economía de manera legal y responsable.

Además, se estableció que el Malecón de Acacías será una de las dos plazas seguras en el país donde se hará una prueba piloto. La estrategia hace parte de la alianza entre la Gobernación del Meta y la empresa privada (Bavaria).

El objetivo es brindar garantías en la salud de estos comerciantes, quienes han estado con sus negocios habilitados durante la emergencia. Al igual que promover el consumo responsable del licor y que no se expendan bebidas embriagantes que estén adulteradas o de contrabando en estos puntos de venta.

Barreras protectoras de barra, cintas de demarcación de distanciamiento, guantes, gel y cubrebocas, serán los elementos con los que se reforzarán los protocolos de bioseguridad y atención que les permitirá desarrollar su actividad. También se hará una capacitación virtual en alianza con Icontec para darles a conocer los protocolos establecidos para la reapertura gradual.

“Estamos desarrollando pilotos de apertura junto con entes gubernamentales para activar negocios. Ya tenemos dos plazas seguras en Colombia, una en Betulia, Antioquia y la otra es en el Malecón Turístico de Acacías, demostrando con todos los protocolos de seguridad que en los municipios con bajo impacto de COVID-19 podemos apoyar a los clientes en su desempeño comercial”, afirmó Leonardo Almonacid, gerente de Trade Marketing de Bavaria.

Por su parte, el gerente de Rentas del Meta, Cristián Fabián Baquero, resaltó que este trabajo articulado permite que las personas busquen siempre comprar en lugares que cuenten con todas las medidas de bioseguridad, porque adquirir estos productos de manera legal incentiva el pago del impuesto al consumo, lo que permite mayores ingresos al departamento para financiar proyectos e inversiones en beneficio de la comunidad. 

Compartir esta publicación