• Colombia
  • Última actualización 2024-02-28 15:56:04
Después de Nueve Años de Incertidumbre, Familia Paredis Martínez Despide a Rafael en Achí
Arauca

Después de nueve años de incertidumbre, familia de Bolívar despide a su hijo

Tras nueve largos años de espera y angustia, la familia Paredis Martínez finalmente pudo despedirse de Rafael Ricardo Paredis, cuyo cuerpo fue retornado a su hogar en Achí, Bolívar, tras ser identificado por el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses. La familia había reportado su desaparición en 2014 y mantenía la esperanza de encontrarlo con vida.

El cuerpo de Rafael, quien creció en la vereda Gallego Arriba amando el campo y la agricultura, fue sepultado en su tierra natal, donde vivió hasta los 23 años. Recordado por su tía, Hilda Quiroz Montalvo, como el "pechichón" de la familia y un joven respetuoso y trabajador, la noticia de su muerte, aunque trajo paz, fue un golpe doloroso para sus seres queridos.

El hallazgo de un cuerpo en un cementerio de Arauca, que luego se confirmó correspondía a Rafael, fue el resultado de los esfuerzos de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD), que se encargó de la investigación humanitaria y extrajudicial. La confirmación de la identidad fue recibida con un sentimiento agridulce por la familia, quienes expresaron su gratitud hacia la UBPD por su incansable búsqueda.

El adiós a Rafael se llevó a cabo en la Alcaldía de Achí, el mismo lugar donde se informó inicialmente sobre la posible ubicación de su cuerpo. La ceremonia de despedida estuvo adornada de flores, velas y mensajes de cariño, incluyendo dibujos y recuerdos de aquellos que eran niños cuando Rafael desapareció.

En una emotiva jornada, la familia y amigos se congregaron para rendir homenaje y decir adiós a Rafael. Su padre, Héctor, afectado por la edad y la pérdida de visión, mostró gratitud por la conclusión de la larga búsqueda. Tras una ceremonia religiosa y un almuerzo comunitario, el cuerpo de Rafael fue llevado al cementerio municipal, para descansar al lado de la tumba de su madre, María, quien murió esperando volver a ver a su hijo.

La familia Paredis Martínez, aunque afligida, encontró consuelo en tener finalmente un lugar donde recordar y honrar la memoria de Rafael, cerrando un capítulo de incertidumbre y permitiéndoles comenzar su proceso de duelo y paz.

Compartir esta publicación