• Colombia
  • Última actualización 12:00 AM
Coplas llaneras

Cuando salgo a la sabana,
Las penas se van conmigo;
Muchas veces he regado,
Con lagrimas el camino.

El sapo monto a caballo
Sin chaparro y sin espuelas;
Con las corronchas del rabo
Lleva el caballo que vuela.

Mi mamá quería una niña,
Mi papa quería un varón
Y para complacerlos
Nací medio maricón.

Yo no puedo negociar,
Con hombre que no ha nació;
Ni puedo comprar becerro
De vaca que no a parió.

Dicen que valen por dos
El hombre que es precavío;
Pues siempre se ríe del hambre
Después de haber comío.

Con esos golpes quien duerme
Quien no se arropa con frió;
Los golpes son los que enseña,
Ninguno nació aprendío.

Aquel que se va, se va
Y tendrá que se sentío;
El que se queda, se queda
Aunque llore el que se ha ido.

Torito bravo borroso,
Despidite de tu comedero
Que te llevo pa’Villao
Y después pa’el matadero.

La gaza pa’pela rejo,
Y la argolla pa’el soguero;
Las cotizas pa’las patas,
Las faja pa’el dinero.

El toro pita en el llano,
El tigre en la serranía;
El toro pita po’ el agua,
Y el tigre por la comía.

Ninguno puede decir,
Que yo soy faramallero;
Porque ninguno me ha visto
Haciendo lo que no puedo.

Pa' el venao, la sabana
Pa' el chiguire el espinero;
Pa’ la danta la montaña,
Pa' el galápago el estero.

Página 5 de 12

Compartir esta publicación