• Colombia
  • Última actualización 2024-07-19 06:35:29
Comerciante desplazado de Puerto Alvira, Meta, será compensado con una nueva vivienda
Meta

Comerciante desplazado de Puerto Alvira, Meta, será compensado con una nueva vivienda

Un comerciante de víveres y combustible, que fue forzado a abandonar su propiedad en Puerto Alvira, Meta, ha sido declarado víctima de desplazamiento, y la Unidad de Restitución de Tierras ha emitido un fallo para su reparación integral, que incluye la provisión de una nueva vivienda.

Este comerciante, dedicado a la comercialización de gasolina y productos de la canasta familiar, ocupó un predio otorgado por la Junta de Acción Comunal en 1996. Durante 16 años, construyó su hogar en un terreno de 256 metros cuadrados, donde vivía con su único hijo.

Sin embargo, su vida se vio marcada por la extorsión ejercida por el frente 44 de las FARC, que le exigió el pago de una "vacuna" de 10 tambores de gasolina mensuales o la suma de tres millones de pesos. Estas presiones, combinadas con la incursión paramilitar en 2008, lo forzaron a abandonar su hogar y buscar refugio en Villavicencio para resguardar su vida y la de su hijo.

El director de la Unidad de Restitución de Tierras en Meta, César Santoyo, explicó que, con la entrada en vigor de la Ley 1448 de 2011, el comerciante solicitó la intervención de la entidad. La representación judicial de la Unidad condujo a una sentencia favorable en su nombre.

El fallo judicial ordena la compensación como medida de reparación, ya que el comerciante, un adulto mayor aquejado de diabetes que recientemente se sometió a una cirugía de corazón abierto, no puede regresar a su propiedad y teme por su seguridad.

La Unidad de Restitución de Tierras, a través de su grupo Fondo, adquirirá una vivienda con características similares a la que abandonó debido al conflicto armado. El inmueble de Puerto Alvira pasará a formar parte de los bienes baldíos de la nación.

Este fallo permite al Estado saldar su deuda con esta víctima de la violencia, que actualmente reside en un refugio en Bogotá. Santoyo enfatizó que este hombre ahora podrá disfrutar de una vejez digna y acceder a los servicios institucionales con un enfoque diferencial, mejorando significativamente su calidad de vida.

Compartir esta publicación