• Colombia
  • Última actualización 09:01 PM
Durante la expedición se tomaron muestras de tejido y sangre a seis toninas, 3 de las 6 tenían un promedio de 3,45 microgramos de mercurio por litro de sangre. Foto:   Fotografía 1: Stefany Olaya, WWF Colombia.
Vichada

Colombianos y venezolanos, en riesgo de posible envenenamiento por mercurio sin saberlo

El medio de comunicación Washington Post publicó recientemente los resultados de un estudio realizado por la Fundación Omacha a delfines rosados (toninas) en afluentes del río Orinoco, donde se evidencia un alarmante índice de mercurio en los animales y que podría significar un riesgo para la vida de quienes consumen pescado como parte de su dieta diaria, ya sea en Colombia o Venezuela.

Fernando Trujillo, de la Fundación Omacha, lideró en 2022 un equipo de científicos realizando una expedición en la Orinoquía para investigar el estado de salud de las toninas, también conocidos como delfines rosados del Amazonas. Durante la expedición, se tomaron muestras de tejido y sangre a seis toninas, y los resultados mostraron niveles alarmantes de mercurio en la sangre de estos animales. En promedio, 3 de las 6 toninas tenían 3,45 microgramos de mercurio por litro de sangre.

El mercurio es un metal pesado utilizado en la minería que puede causar daños letales en el cerebro, corazón y riñones. Además, representa una amenaza para la salud de las personas que consumen pescado del río, ya que el mercurio se acumula en los peces y afecta a quienes los consumen, incluso en ciudades lejanas como Bogotá.

Los estudios sobre los niveles de mercurio en las poblaciones humanas cerca del río Orinoco han sido limitados. Fernando Trujillo, después de 30 años de estudiar delfines en estas aguas, se realizó una prueba y descubrió que tenía 36,25 microgramos de mercurio por litro de sangre, más de 10 veces la cantidad encontrada en las toninas. Trujillo ha estado tratando de reducir el impacto del mercurio en su cuerpo siguiendo una dieta estricta rica en selenio, que puede revertir sus efectos tóxicos, y evitando el consumo de pescado y mariscos.


De acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, los efectos de la exposición al mercurio pueden ser muy severos, sutiles o pueden no manifestarse en absoluto. Pero los posibles síntomas del envenenamiento por este metal pueden incluir pérdida de la visión periférica, sensaciones de cosquilleo, por lo general, en las manos, pies y alrededor de la boca, falta de coordinación de movimientos, disfunción del habla, audición y capacidad de caminar y debilidad muscular. Si usted vive en Colombia o Venezuela y consume habitualmente pescado proveniente del río Orinoco o sus cuencas, no estaría de más que consultara con un profesional de la salud cómo están sus niveles de mercurio en la sangre.  

¿Por qué?

La cuenca del Orinoco ha sido afectada por la minería de oro y coltán en el Arco Minero del Orinoco, una región designada para la extracción de oro por el presidente venezolano Nicolás Maduro, pero controlada en gran parte por grupos armados ilegales. La Organización Mundial de la Salud identifica al mercurio como una de las 10 sustancias químicas "de gran preocupación para la salud pública".

El investigador considera que las toninas son "embajadoras" del Amazonas y que su situación puede llamar la atención sobre los problemas más amplios que enfrenta la región. "Si detenemos la deforestación, que libera el mercurio natural en el suelo amazónico, y trabajamos en tecnologías de minería limpia, podemos tener un futuro mejor", afirmó Trujillo. "Todo lo que necesitamos son acciones políticas decididas. El problema del mercurio tiene solución, y eso es lo triste".

Compartir esta publicación